CARILLAS DENTALES


Son prótesis de porcelana finas que se pegan en la superficie anterior de los dientes, proporcionando una apariencia natural y atractiva. Estas se usan para corregir dientes fracturados, manchados, desalineados, desgastados, desiguales o con separación anormal.


Estas cubren parcialmente el diente, son fabricadas en distintos tipos de cerámica, que se unen a dientes mínimamente preparados, para modificar su forma y color, brindando resultados altamente estéticos y respetuosos para los tejidos.


Con la carilla dental podemos disimular los desperfectos de cada diente aspirando a la máxima harmonía y belleza de la sonrisa.

Es un tratamiento muy poco agresivo en comparación con el tallado para coronas. Las carillas dentales sin tallado son unas finas láminas de porcelana que cubren las caras vestibulares de los dientes anteriores, contorneando o no el borde incisal.


Las principales ventajas de este tratamiento estético son:

- Mínimamente invasivas.
- Mejoran la forma, la posición y el aspecto del diente.
- Mejoran el color de la pieza dental.
- Son duraderas.
- Reflejan y transmiten la luz con naturalidad.
- Excelente respuesta de los tejidos gingivales.
- El tratamiento conlleva rapidez y simplicidad.

Carillas dentales