ABSCESOS DENTALES


Es causado por infecciones bacterianas generando una acumulación de substancias infecciosas en el centro del diente.


Las posibles causas de este mal se deben a complicaciones en caries o en lesiones y fracturas dentales que provoquen la introducción de bacterias en el organismo.


La infección crea la acumulación de pus en el diente deteriorándolo y causando mucho dolor, en ocasiones si la infección es muy fuerte puede provocar que muera la pulpa provocando que no exista dolor alguno, sin embargo esto no significará que la infección haya cedido.