TRAUMATISMOS


El traumatismo dental es provocado cuando hay lesiones muy fuertes en la cavidad bucal provocando que se fisuren, rompan e incluso caigan algunos de los dientes.

Por otro lado existen alteraciones que solo pueden provocar lesiones como laceraciones en el tejido blando que recubre a la boca.

Existen distintos tipos de traumas dentales, entre ellos los más comunes son la fractura de la corona dental, es decir, que se rompa uno o varios pedazos del diente y la avulsión que corresponde la expulsión completa del diente y suele ser común en niños entre los seis y diez años, sin ignorar que esta afección está relacionada a las lesiones y no la muda regular de los dientes.